Ayuda

ayuda

La ayuda que necesitamos nos viene en el momento en que la necesidad se nos presenta y tiene varias facetas. Por eso, no siempre sabemos recibirla como se merece; incluso puede que en ocasiones haya malentendidos, debido a ciertas sutilezas con las que la ayuda nos llega.

Una manera de conseguir lo que queremos está en saber pedir. Al hacerlo hemos de tener la absoluta confianza de que obtendremos lo que pedimos. Las dudas y otros pensamientos relacionados con ellas serán obstáculos que puedan hacer cambiar el rumbo de las cosas y poner riesgos en conseguir nuestros deseos. El pedido ha de ser siempre: claro, honesto, con propósito, seguridad y confianza de recibirlo.

Hay gente que quiere ayudar a los que tropiezan en el camino; pero es importante pensar primero y hacerse alguna pregunta, como puede ser: ¿Este tropezón me implica a mí? ¿Tengo algo que ver con esta situación? ¿Cómo me afecta? ¿Qué siento? Éstas y alguna más que surja llevan a los que quieren ayudar a conclusiones de por qué quieren ayudar, porque hay muchas maneras de hacerlo. Es bien sabido que las buenas intenciones entorpecen a aquellos que se quiere ayudar y se les obstruye el andar por el camino que ellos han escogido.

La ayuda del corazón es la más beneficiosa de todas.

Read in English>>