Cuando nos callamos lo que se debe decir

El blog de la semana pasada fue sobre el uso de demasiadas palabras. Como todos sabemos, el mundo está hecho de contrastes y opuestos. Esta semana recordemos todas esas cosas que no se dijeron y, en algunos casos, crearon arrepentimientos después. Muchas veces, por miedo, timidez, baja autoestima, orgullo y todas las otras formas en que se presenta el ego, las personas no dicen lo que quieren decir. Esas palabras con su propia energía correspondiente se retendrán y quedarán atrapadas en las gargantas de las personas o en otras partes del cuerpo.

Cuando esto ocurre, las personas se sienten incómodas por un tiempo, luego se olvidan. Sin embargo, el cuerpo no se olvida porque ese bloqueo de energía se mantiene en él. Se ocultará en alguna parte del cuerpo y aparecerá cuando se active por alguna otra emoción o circunstancia, lo que permitirá que ese bloqueo se exprese. Por lo general, se manifestará como una enfermedad, malestar, depresión u otra cosa.

Por lo tanto, es importante decir siempre lo que sentimos que es necesario. Hay muchas maneras de decir lo que hay en nuestra mente, ya sea para dar nuestra opinión , defendernos, despejar confusión, defender nuestro terreno, expresar emociones como el amor, el agradecimiento y muchas más situaciones.

Cuando somos nuestro verdadero ser, hablamos de forma natural y nunca habrá arrepentimientos.

say decir

Read in English>>