¡Qué tomates!

Tomates del tamaño que hay en la foto no se encuentran fácilmente. Al verlos, una amiga me comentó que ella los había comido asados y que estaban deliciosos.

La semana pasada hablábamos de cansancio. Hoy quiero añadir que la comida y cómo comemos también tiene mucho que ver con cómo nos sentimos. ¿Cuántas veces estás delante del ordenador o haciendo algo que quieres terminar e ignoras que tu cuerpo físico necesita comer? ¿Cuántas veces comes mientras trabajas, lees o haces otra cosa? ¿Qué comes? ¿Comes comida basura o comida fresca y sana?

Nuestro cuerpo es nuestro mejor amigo, nuestro mejor aliado, nuestra mejor fuente de información. Es sagrado. Tarde o temprano, si lo tratamos mal, pagaremos las consecuencias de algún modo. ¿Pensamos alguna vez de cuántas maneras abusamos de nuestro cuerpo? ¿Con el agotamiento, la bebida, la comida, la falta de descanso, la falta de amor, …? ¿Si otra persona nos hiciera todo esto, seguiríamos tolerándolo? ¿A quién engañamos? ¿Somos responsables de nuestro bienestar?

Tomates Tomatoes

Read in English>>