“Mi Sonrisa no Vale”

Hablaba con alguien ayer sobre una situación difícil de manejar. Cuando yo comentaba, entre otras cosas, el efecto de una sonrisa, la contestación que recibí fue: “Mi sonrisa no vale”. El enlace de nudos fue apareciendo a medida que le hacía ver donde estaban y de pronto se dio cuenta del estancamiento y también de cómo podía salir de él.

Hablaba con alguien ayer sobre una situación difícil de manejar. Cuando yo comentaba, entre otras cosas, el efecto de una sonrisa, la contestación que recibí fue: “Mi sonrisa no vale”. El enlace de nudos fue apareciendo a medida que le hacía ver donde estaban y de pronto se dio cuenta del estancamiento y también de cómo podía salir de él.

¿Cuántos estamos atados por nudos inconscientes? Estos obstáculos nos hacen ver lo que no es. Está en nosotros discernir lo que es y lo que no es. ¿Cómo lo haces? Buscando en lo más profundo de tu ser las respuestas. Todas están ahí. Empieza por creer en ti. Desde lo más mínimo a lo más inmenso. Todo ello es único. Nadie más tiene lo mismo que tú. Valórate! Tú has venido con un propósito. No pierdas el tiempo en desvalorizarte. Cuando tengas pensamientos que te lleven por enredos de tus capacidades, haz una parada y recuerda que esos enredos no son tuyos sino implantados. Deshazte de ellos con tu propia luz energética, pues tu sonrisa es como el brillo del sol cuando sale de entre las nubes oscuras. La luz de tu sonrisa disuelve la oscuridad más intensa.

Read in English>>

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *