Cuando la rutina nos aplasta. Cuando un compañero nos ofende. Cuando nos encontramos en una encrucijada. Dos minutos de relajo nos hace volver a nuestro centro, a nuestro “ahora”.

Escuchemos el canto de la primavera y dejémosle llegar a lo más profundo en nosotros, donde guardamos lo más puro de nuestra existencia, para que nos despierte a nuestro estado natural de belleza sin igual.

MORE ARTICLES

¡Feliz Día!

¡Feliz Día!

Voy a ser breve hoy. Solo quiero recordarles a aquellos que leen mi blog que no he desaparecido....

read more
Pensamientos

Pensamientos

A medida que la energía de la Tierra aumenta su frecuencia, nosotros debemos aumentar también el...

read more
Otro Otoño

Otro Otoño

Solo quiero desearos que disfrutéis mucho del otoño. ¡Es tan maravilloso! Hace sentir muchas...

read more
Llámame

Llámame

Llámame cuando tu corazón quiere tranquilizarse sabiendo que hay otros en el planeta que sienten...

read more
Respuestas

Respuestas

Siempre animo a que hagamos preguntas. Lo interesante es que muchos buscan las respuestas fuera de...

read more
Ayuda

Ayuda

La ayuda que necesitamos nos viene en el momento en que la necesidad se nos presenta y tiene...

read more
Cambios

Cambios

Cambiar es crecer. Con los cambios abrimos puertas a algo nuevo, diferente. Las oportunidades...

read more
Coherencia

Coherencia

La coherencia con nosotros mismos es fundamental. Para ser coherentes debemos saber quiénes somos,...

read more