Hoy viajo a un lugar de montañas muy altas para estar una semana en silencio. Allí estoy aislada sin contacto con gente, sin hablar con nadie ni poder expresar las muchas cosas que siento. Allí estoy sola, totalmente sola. Cuando ya me acostumbro al silencio exterior, el ruido interior se despierta con fuerza. Me habla de heridas pasadas aún abiertas que quieren atención, cura y amor. Aquí es necesaria mi confianza en mi ser superior, para atender y curar aquello que creía olvidado y otras cosas que no sabía que existían. Las herramientas para tratarlo las encuentro en mí. Sé que puedo porque ya tengo mucha experiencia.

Si queréis visitarme subid a un globo, lanzaos al aire y echad un vistazo.

Todo es posible cuando crees que lo es.

MORE ARTICLES

¡Feliz Día!

¡Feliz Día!

Voy a ser breve hoy. Solo quiero recordarles a aquellos que leen mi blog que no he desaparecido....

read more
Pensamientos

Pensamientos

A medida que la energía de la Tierra aumenta su frecuencia, nosotros debemos aumentar también el...

read more
Otro Otoño

Otro Otoño

Solo quiero desearos que disfrutéis mucho del otoño. ¡Es tan maravilloso! Hace sentir muchas...

read more
Llámame

Llámame

Llámame cuando tu corazón quiere tranquilizarse sabiendo que hay otros en el planeta que sienten...

read more
Respuestas

Respuestas

Siempre animo a que hagamos preguntas. Lo interesante es que muchos buscan las respuestas fuera de...

read more
Ayuda

Ayuda

La ayuda que necesitamos nos viene en el momento en que la necesidad se nos presenta y tiene...

read more
Cambios

Cambios

Cambiar es crecer. Con los cambios abrimos puertas a algo nuevo, diferente. Las oportunidades...

read more
Coherencia

Coherencia

La coherencia con nosotros mismos es fundamental. Para ser coherentes debemos saber quiénes somos,...

read more