Hoy viajo a un lugar de montañas muy altas para estar una semana en silencio. Allí estoy aislada sin contacto con gente, sin hablar con nadie ni poder expresar las muchas cosas que siento. Allí estoy sola, totalmente sola. Cuando ya me acostumbro al silencio exterior, el ruido interior se despierta con fuerza. Me habla de heridas pasadas aún abiertas que quieren atención, cura y amor. Aquí es necesaria mi confianza en mi ser superior, para atender y curar aquello que creía olvidado y otras cosas que no sabía que existían. Las herramientas para tratarlo las encuentro en mí. Sé que puedo porque ya tengo mucha experiencia.

Si queréis visitarme subid a un globo, lanzaos al aire y echad un vistazo.

Todo es posible cuando crees que lo es.

MORE ARTICLES

Cambios

Cambios

Si me habéis leído, la semana pasada hablaba de cambios necesarios. Siento curiosidad por saber lo...

read more
MI AMIGO EL ZORRO

MI AMIGO EL ZORRO

Hace unos años que no habíamos tenido nieve. La echaba de menos. Me encanta la nieve. Estos días...

read more
Luna Llena

Luna Llena

Anoche, miré por la ventana y me sorprendió el tamaño de la luna, nunca la había visto tan grande....

read more
Para Finalizar 

Para Finalizar 

En el post anterior compartí un comentario de una persona que usa el libro como una herramienta....

read more
24-11-2022

24-11-2022

Aquí estoy de nuevo para recordarte que si quieres ayudar a alguien, tienes a tu alcance un libro...

read more