Cambios

cambios

Cambiar es crecer. Con los cambios abrimos puertas a algo nuevo, diferente. Las oportunidades deseadas nos llegan de manera inesperada. Las sorpresas nos encantan y nos maravillamos con todo lo que nos pasa. Sin embargo, nos resistimos al cambio. El miedo, ese miedo heredado que nos sigue, ese miedo que nos hace dudar de nosotros mismos; porque, aunque en nosotros sintamos las ganas de movernos, de lanzarnos a cosas nuevas, vamos a encontrar el temor y la resistencia que no nos da rienda suelta a nuestros deseos. Aquí es donde hemos de ser valientes y escuchar a nuestro Ser Superior que nos da aliento, que nos anima y dice que cambiemos, que el miedo es solo producto de nuestra imaginación y que nuestra intuición nos llevará por buen camino. Cuando hacemos cambios nos sentimos nuevos con la novedad. Hay ilusión y ganas de correr hacia el encuentro del cambio, hacia lo nuevo, lo desconocido, lo que nos llevará más allá. 

Muchos de nosotros nos vemos forzados a cambios que no solo no nos gustan pero que tampoco nos aportan bienestar ni la ilusión mencionada. Sería bueno recordar la acumulación de miedos que podamos tener y deshacernos de ellos, para así sentirnos más fuertes y erradicar el más nuevo de los miedos, que tiene a tanta gente engañada.  

¿Te gustan los cambios? ¿Buscas alguna vez los miedos que puedas tener? ¿Qué haces con ellos? ¿Te liberas de ellos o los dejas que te controlen? 

Read in English>>